EL IFICAISTA

Ejercitarse con regularidad puede disminuir el riesgo de desarrollar ansiedad en casi un 60%

Resumen: investigadores informan que las personas que hacen ejercicio regularmente pueden reducir si riesgo de desarrollar ansiedad al menos un 60%.

Si realizas una búsqueda rápida vía internet de distintas alternativas para mejorar nuestra salud mental encontraras un sinfín de resultados diferentes. Sin embargo, una de las recomendaciones más comunes que se presentan como un paso para lograr el bienestar y prevenir problemas futuros es hacer algo de ejercicio físico, ya sea una caminata ó un deporte o disciplina de equipo.

Se calcula que generalmente los trastornos de ansiedad se desarrollan temprano en la vida de un individuo, las cuales afectan un 10% de la población mundial y se descubierto es 2 veces más común en mujeres que en hombres. Y si bien el ejercicio y la actividad física se muestran como una forma prometedora para el tratamiento de la ansiedad, se conoce poco sobre el impacto de la dosis, intensidad o el nivel de condición física del ejercicio en el riesgo de desarrollar un trastorno de ansiedad.

Para poder responder esta pregunta, unow investigadores de Suecia han publicado un estudio Fronteras en psiquiatría para demostrar que aquellos participantes de la carrera en esquí de fondo de larga distancia mas grande del mundo (Vassalopet) entre 1989 y 2010 los cuales tenían «Un riesgo significativamente mejor» de desarrollar ansiedad comparado con los no esquiadores durante el mismo período de tiempo.

El estudio realizado se basa en datos de casi 400.000 personas en uno de los estudios epidemiológicos de población de ambos sexos más grande.

Descubrimiento sorprendente entre las esquiadores.

«Descubrimos que el grupo con un estilo de vida más activo físicamente tenía un riesgo casi 60% menor de desarrollar trastornos de ansiedad durante un período de seguimiento de hasta 21 años», dijo la primera autora del artículo, Martine Svensson, y su colega e  investigador principal, Tomas Deierborg, del Departamento de Ciencias Médicas Experimentales de la Universidad de Lund, Suecia.

«Esta asociación entre un estilo de vida físicamente activo y un menor riesgo de ansiedad se observó tanto en hombres como en mujeres».

No obstante, los investigadores hallaron una notable disparidad en el nivel de rendimiento de la actividad física y el riesgo entre los femeninos y masculinos en desarrollar ansiedad entre ellos.

Más que el rendimiento físico de un esquiador masculino no pareció tener ningún tipo de influencia en afectar el riesgo de desarrollar ansiedad, el grupo de participantes de mayor rendimiento tenía casi el doble de riesgo en desarrollar trastornos de ansiedad comparado con el grupo de participantes más físicamente activo en un nivel de rendimiento menor.

«Es importante», dijeron, «el riesgo total de desarrollar ansiedad entre las mujeres de alto rendimiento era aún menor en comparación con las mujeres más inactivas físicamente en la población general».

Según los investigadores, estos descubrimientos cubren un terreno relativamente desconocido para la investigación científica, ya que la mayoría de los estudios pasados se concentraron en otras patologías como la depresión o enfermedades mentales en contraposición a los trastornos de ansiedad diagnosticados específicamente. Conjuntamente, algunos de los estudios más grandes que analizaron este asunto pero solo con hombres, tenían muestras mucho más pequeños y datos de seguimientos limitados o nulos para hacerle seguimiento a largo plazo a los efectos de la actividad física en la salud mental.

Pero, ¿Sólo es el esquí el deporte indicado para mantener el margen de la ansiedad, a diferencia de otros deportes y ejercicios? Claro que no, dijeron Svensson y Deierborg, ya que en estudios anteriores también han demostrado los beneficios de mantenerse en forma en nuestra salud mental.

«Los estudios que se centran en deportes específicos pueden encontrar resultados y magnitudes ligeramente diferentes de las asociaciones, pero esto probablemente se deba a otros factores importantes que afectan la salud mental y que no se pueden controlar fácilmente en el análisis de la investigación».

Fuente: Frontiers

Imagen: De dominio público

Investigación original: Acceso abierto.

“La actividad física se asocia con una menor incidencia a largo plazo de ansiedad en un estudio poblacional a gran escala ” 

Autores: Martina Svensson et al. Fronteras en psiquiatría

Palabras claves: ejercicio, ansiedad, desarrollar, actividad, rendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por seguridad, se requiere el uso del servicio reCAPTCHA de Google, que está sujeto a las Política de privacidad y Términos de Google de uso .

Estoy de acuerdo con estos términos .

Abrir chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
Ir al contenido